EFE / Bruselas / 

La Unión Europea (UE) adoptó hoy nuevas normas que permitirán registrar las entradas, salidas o denegaciones de acceso de extranjeros en el espacio sin fronteras Schengen, lo que servirá, entre otros fines, para la lucha contra el terrorismo.

El objetivo es también ayudar a reducir los retrasos en los controles fronterizos y mejorar la calidad de esas verificaciones gracias al cálculo automático de la estancia autorizada de cada viajero.